Noticias del Real Madrid

El crack argentino que incorporó Guardiola y el Real Madrid dejó escapar

Por Diaz Francisco

El crack argentino que incorporó Guardiola y el Real Madrid dejó escapar

Julian Alvarez estuvo a punto de fichar por el Madrid hace 11 años…

Síguenos enSíguenos en Google News

En 2011, el jugador de la Selección Argentina tuvo una prueba en el Real, donde hizo goles, pero volvió a su pueblo. Julián hacía la primaria en el Instituto Rivera Indarte de su pueblo, Calchín, ubicado a 115 kilómetros de Córdoba capital, y jugaba en el Club Atlético local. Más que jugar, ya la rompía. Por eso, Piero Foglia, director deportivo del Atalaya, club también de Córdoba, y reclutador de talentos, lo contactó para llevárselo a Europa.

"Por una relación que yo tenía con un director deportivo del Real Madrid me atreví a llevarlo allá. Y estuvo muy a la altura. Yo creo que si hubiera estado la misma reglamentación con la que Messi firmó en Barcelona, Julián había fichado por el Real Madrid ”, explicó Foglia.

Más noticias del Real Madrid:

Florentino Pérez quiere hacer historia con el Santiago Bernabeu

ÚLTIMO MOMENTO: Real Madrid ficha a un jugador preveniente del Valencia

“Aquello del Real Madrid fue un poco loco, ja. Yo todavía jugaba en Calchín. Recuerdo que llegué y ese mismo día me dieron la 10 y me hicieron jugar un amistoso: ganamos y metí varios goles. Luego estuve en un torneo y fuimos campeones”, relató Julian Álvarez en su paso por el Madrid.

Todos en su pueblo creían que Julián no volvería porque ya lo definían como un fenómeno, y aunque no equivocaban con el adjetivo, Álvarez regresaría a Argentina. La cuestión es que a fines de 2015 llegó la prueba en River, donde quedó, y arrancó en enero de 2016: “Soy hincha de River y eso me dio fuerza para quedarme en la pensión”. Y lo que continuó es historia conocida, Julian tendría un rendimiento destacado y este verano se incorporó a las filas de Guardiola en el Manchester City.

¿Por qué no fichó por el Real Madrid?

Aunque encandiló a todos en Madrid, sin residencia en España, sus padres se verían obligados a mudarse hacia Madrid, conseguir trabajo y afincarse hasta tanto el menor de la familia cumpliera 13 años y pudiera ser anotado no sin una beca incluida de 3.000 euros. Era complicado conseguir todo eso. “Es que recién a los 13 el Real pudo ficharme definitivamente -explicó el propio Julián-. Y para hacerlo, en ese momento se tenía que trasladar toda mi familia...”.

 


Más noticias